Somos los distribuidores más grandes de Magic en Colombia
y la ludoteca #1 de la ciudad de Cali
   Gastos de envio  Opciones de pago  Contactenos  

¿Que es Magic?

Noticias de Expansiones

Ranking Nacional
Deck Campeones
Guías para torneo
Busqueda interna:

 

 


HellSpawn
Hechicero del séptimo círculo de las sombras.

 

Como una fuerza elemental de destrucción, atravesamos las tierras de los Dranei, devastando todo lo que salía a nuestro encuentro. Ni un alma quedó en pie. Los únicos rastros de su existencia fueron los campos llenos de sangre(en los cuales trabajaron durante casi 5000 años) y el olor rancio, ácrido, de las inmensas llamas de victoria que consumieron los cuerpos de sus jóvenes. Los Dranei eran personas débiles, y fácilmente acabamos con ellos. Y al final, sin embargo, hasta las victorias más simples, servían para mantener a las razas inferiores en su lugar...

Siempre ha sido así con los de mi clase. Las tendencias salvajes y brutales de las masas son fácilmente manipuladas por aquellos que poseen y dominan el verdadero Poder. El Poder es la verdadera fuerza que conduce a la Gran Maquina de destrucción que es la Manada. Aquellos que se imaginan teniendo este poder solo son segados por la violencia, ya que el Poder verdadero solo es dominable con una verdadera conciencia e inteligencia. Sin embargo, aún con el completo dominio del Poder, si no existe una meta común o si no se conoce como implantarla, hasta los líderes más grandes y poderosos de la Manada se han vuelto ciegos y han luchado mutuamente. El apetito de destrucción que prevalece entre estos tontos, dirige la Manada, y es honrado sobre todas las cosas.

Yo soy HellSpawn Wizard - el más grande de los hechiceros y Creador del Séptimo Círculo de las Sombras. Nadie conoce las oscuras llamas del Poder Supremo como Yo.

En lo que pasó a llamarse mi juventud, estudié la magia de la Manada a través del Chaman de mi clan. Mi talento natural para canalizar las frías, y muy negativas energías provenientes de los avernos me hicieron notorio entre los otros Chamanes, y supe que hasta E´dar, mi más grande maestro, se volvió celoso a medida que mis habilidades se hacían más fuertes.

Mis aspiraciones iban más allá de las de mis maestros, ya que su visión estaba encaminada a la evolución de la Manada. Me importaba poco la Manada o sus políticas. Me importaba poco este mundo sobre el cual teníamos el completo dominio. Solo me importaba la oportunidad de descubrir los misterios que existían más allá de la Oscuridad. Entonces empece con mis exploraciones y experimentos en secreto de energías que ni mis maestros habían logrado entender ni comprender. Y entonces conocí a un ser con inmenso poder: el Demonio K´angel. Presencié su gran furia y fui consumido. En las atroces pesadillas que él me infundió, y toqué entonces la esencia del más allá.

Bajo la tutela de K´angel, me di cuenta de que tan limitada había sido mi visión. Historias jamás antes contadas de las antiguas razas de demonios y dimensiones mágicas, llegaron a mí. Aprendí que existían un sin numero de mundos, escondidos bajo la oscuridad más allá del cielo - mundos a los cuales podría guiar a mi Manada.

Durante mucho tiempo viví ciego dentro del mundo de los Dranei, intentando cada vez más conocer los terrenos inexplorados de las tinieblas. Era irresistible no dirigirse a los avernos y el caos que ellos contenían. Aunque significaba algunas veces la muerte, valía la pena. Finalmente logre escapar de mi forma corporal, y entendí los secretos guardados sigilosamente durante milenios por algunos demonios. Fue entonces cuando por primera vez, hable con la muerte...

Religion

La Religión era un factor importante en la Manada. La creencia de que nuestros ancestros cuidaban nuestros pasos desde el fondo del abismo permanecía, aunque pude comprobar que no era más que un mito. Durante los viajes a los avernos descubrí que los espíritus de los muertos flotaban en el viento astral, atrapados entre sus dos mundos. Aprendí que estaban pendientes de la Manada, en una silenciosa vigilia, pero no cuidándolos, sino esperando encontrar una forma de que los liberaran de sus tormentos. Entonces reconocí que estos espíritus podrían ser de gran ayuda, a aquel que supiera ponerlos a su favor.

Los años pasaron y mi aprendizaje bajo la tutela de K´angel me permitió convertirme en el hechicero más poderoso de mi generación. Mi lugar en la Manada fue tornándome líder.

Después de siglos de violencia y guerras, habíamos conquistado todo nuestro mundo. Sin más enemigos que aplacar y sin más tierras que conquistar, los clanes habían caído en un estado de anarquía interna. Disputas menores entre los clanes nos llevaron al derramamiento de nuestra propia sangre en grandes batallas. Los que trataban de asumir el poder absoluto, era asesinados por los líderes de las revoluciones. Entonces me di cuenta que había llegado la hora de clamar el manto de poder, que por tanto tiempo había rechazado.

Agilmente agrupe a los guerreros que habían sobresalido por su pasión y deseo entre el resto de la manada. A estos guerreros les di el conocimiento de la muerte, a través de rituales secretos y comunicación con los espíritus de los avernos. Aquellos que fueron incapaces de manejar dicho poder, fueron destruidos. Después de un tiempo, se había formado un vínculo entre los miembros de mí Círculo y los espíritus negros, cuyas energías aprendimos a invocar. Usaría mi lugar entre los guerreros para moldear sus mentes y las de otros, librándolos así de ese deseo desenfrenado por sangre. Así fue entonces como el Séptimo Círculo surgió.

En pocos meses el Círculo tuvo que ver con todas las actividades políticas de la Manada. Nada ocurría en la Manada sin que nosotros lo supiéramos, y mucho eventos se llevaron a cabo, solo por nuestro deseo. Fue todo tan inteligentemente planeado, que hasta los supuestos líderes eran manipulados a nuestro antojo. Antes de un año ya teníamos el control de parte trabajadora de la Manada, y su respectivo apoyo. Claro que, detrás de todas nuestras maquinaciones secretas, se encontraba la silenciosa e invisible sombra del demonio K´angel.

En virtud de incrementar nuestras masas, abrí una escuela de disciplina mágica conocida como el Necronómico. Empezamos entrenando a pequeños guerreros en los misterios de la vida y la muerte. De nuevo, con la tutela del demonio K´angel, los Necronómicos se desenvolvieron en las artes oscuras, eventualmente ganando él suficiente poder para controlar los cuerpos de los muertos. Cada victoria, sin embargo, me dejaba con un vacío que no podía llenar. Me di cuenta que el Séptimo Círculo solo podría servir a mis propósitos por un tiempo, y que muy pronto necesitaría ganar más poder, para poderme convertir en el dueño de nuestro destino.


Capitulo II.


Las cosas iban bien dentro de la manada. A través del Círculo manteníamos a los clanes en paz con la promesa de escapar de este mundo, el cual para la fecha estaba muriendo. Me di cuenta que esta "paz Temporal" no duraría mucho si no encontraba nuevas tierras para conquistar. Mi contemplación sobre esa materia fue molestada tarde en la noche, cuando fui sorprendido por gritos que emanaban de la torre central. Fui allá y encontré a muchos de los aprendices en trance, sus caras solo eran lienzos de dolor. Los hechiceros, al ser cuestionados por mí, solo me pudieron decir que habían sentido una presencia inexplicable en sus sueños. Volví a mis aposentos sin poder evitar el pensar que lo que fuera que había hecho contacto con ellos, no lo había hecho conmigo.

Consulte entonces a K´angel acerca de esa presencia. Pero el también había sido tocado por su poder - un poder más fuerte de los que él había sentido jamás - y por primera vez noté a mi demonio sintiendo miedo. Sin darme más explicaciones volamos devuelta a los avernos por lo que me pareció fue una eternidad.

Fue entonces, durante mi viaje, que esta "presencia" finalmente hizo contacto conmigo. Irradiaba inmenso poder, tanto que K´angel decidió seguir su camino, ignorándolo tal vez por miedo. Mis sentidos empezaron a tomar el control sobre mis miedos, y mi mente empezó a razonar. Sabía que si podía adivinar los deseos de aquella fuerza, podría usarla para lograr mis deseos. La fuerza dijo llamarse N´atal , proveniente de un lejano mundo. Nos comunicamos, no por palabras sino por lazos telepáticos. Sus pensamientos estaban dirigidos a aprender sobre la manada nuestra magia. Era difícil aprender de él, su mente era algo extraña y escapaba a mi entendimiento, así que pronto rompimos contacto.

De nuevo fui a consultar a K´angel, pero se negó responder a mis preguntas. De alguna manera entendí que se había negado a un estudiante porque sentía miedo de N´atal.

Me encontré entonces de nuevo, dudando de mis capacidades. ¿Podría luchar contra un ser que podía intimidar a mi maestro? Seguí viajando a los avernos una y otra vez en busca de N´atal, pero fue en vano.

Luego, una noche Él apareció en mis sueños...

"Me temes porque no me entiendes. Mira mi mundo y comprende tu temor. Y entonces no volverás a temer"

Me fue imposible resistir lo que vino después. Imágenes iban y venían, pasaban muy rápido como para ser comprendidas. Y entonces. Algo. Una Imagen que retumbo dentro de mi alma.

Enterrado en el fondo del océano; oscuro y en ruinas, pero aún vivo aún con pulso, bombeando la sangre de las venas de la tierra un poder antiguo y terrible.

Desperté, abrasé mi conciencia, sabiendo que el sueño había sido real. N´atal me había mostrado la grandeza de su mundo, sabiendo que la manada no estaría contenta hasta que su mundo, fuera el nuestro.

Me reuní con los guerreros del Séptimo Círculo, acerca de la visión de la cual había sido participe. Aunque hubo muchos debates sobre las verdaderas posibles intenciones de este N´atal , informe al Círculo que la manera de escapar de este mundo decadente, seria mi pronto. Buscaría la ayuda de N´atal, ideando la manera de que me llevara a su mundo, y una vez allí esclavizaría a su raza, de la misma manera que solíamos hacer con todos los que sé interponián en nuestro camino. Aunque había llegado a varios guerreros con la misma imagen de un mundo nuevo y fértil, decidimos mantener este mensaje enigmático en secreto. Todos los guerreros fuera del Círculo que habían tenido también esta visión, fueron aniquilados, para evitar que el secreto fuera difundido sin una previa preparación de la Manada.

 

Semanas pasaron sin palabra alguna sobre N´atal. Mis intentos por hacer contacto con él fueron de nuevo infructuosos. Parecía como si hubiera borrado su rastro de los avernos. Algunos miembros del Círculo perdieron la esperanza de un posible retorno de aquel hechicero.

Pero muy pronto una grieta entre los dos mundos apareció...

Tomo un tiempo considerable a la grieta, el expandirse como para permitir el acceso de un número considerable de guerreros. Los primeros en retornar parecían haber enloquecido, por lo que habían encontrado al otro lado. Estas pequeñas derrotas no nos detuvieron, y como consecuencia, logramos confirmar que aquel mundo más allá de la grieta, era similar al cual habíamos visto en nuestras visiones. Con el esfuerzo conjunto de los guerreros de la Manada y la de los del Círculo, fuimos capaces de agrandar la grieta, de tal forma que logramos crear un portal. Este portal fue usado para mandar un número superior de guerreros, y construir rápidamente una pequeña muralla al otro lado de la grieta, y de allí empezar las exploraciones.


Capitulo III.


Los agentes del Círculo reportaron, que los habitantes de aquel mundo eran llamados humanos. Encontramos que estos "Humanos" eran una raza débil dedicados a la agricultura y a vivir pacíficamente.

...Temí entonces que no serían gran reto para la manada, lo cual no lograría apaciguar su sed de sangre...

Los grandes consejeros de la manada, decidieron entonces que era hora de abandonar las tierras moribundas en las cuales perecíamos , y conquistar el nuevo mundo, clamando nuestro dominio después de lidiar la batalla.

Mientras el Circulo mantenía un seguimiento sobre los trabajadores, las masas miraban a los jefes de los clanes como sus lideres. Dos grandes guerreros sobresalieron entre todos los clanes: Cristotel, líder del Clan de Aristotel y Gomel, líder del Clan de Jhon. Estos poderosos lideres fueron escogidos para liderar la salvaje pero dulce victoria sobre los humanos.

El ataque contra los humanos fue catastrófico. Nuestro ejercito, esperando encontrarse con una débil resistencia, cargaron contra la fortaleza enemiga. Sorpresivamente, los
Humanos, montados sobre bestias musculosas, devastaron nuestras tropas. Su resistencia fue tan fuerte, que nos obligaron a retroceder hacia los pantanos cerca de nuestra muralla y al portal, en donde, solo invocando las fuerzas oscuras , fuimos capaces de escapar.

Esta humillante derrota tornó la manada en Caos. Cristotel y Gomel , se culparon mutuamente por su incompetente derrota,
La manada parecía disolverse por las diferencias ideológicas entre los clanes. El circulo trato entonces de imponer una solución a la violencia que reinaba, pero la naturaleza volátil de la manada hacia difícil para el Círculo apelar a la razón. Me di cuenta entonces que la manada necesitaba un líder poderoso, uno que pudiera unificar los clanes bajo su control - y que se mantuviera en su posición a pesar de las derrotas. Entonces fue cuando por primera vez conocí a Manonegra el Destructor...

Manonegra, jefe del clan más joven existente, el Clan de la roca y guerrero activo de varias batallas, fue honrado y venerado por casi toda la manada. Pero aún más importante, era muy ambicioso, lo cual lo hacia "corrompible".

Con la ayuda del Círculo, Manonegra logro ascender rápidamente a Jefe de Guerra. Debido a esto, Manonegra fue un dictador el cual infundia terror a sus guerreros. Mientras la manada permanecía bajo este supuesto control, era yo quien dictaba las políticas a través de anónimos y hechizos sobre Manonegra.

Con la ascensión a jefe de Guerra, el orden fue restablecido en la manada. Fue entonces cuando fui visitado nuevamente por el hechicero N´atal, quien apareció con un mayor control de su poder, pero uno menor de su mente. Me ofreció muchas riquezas a cambió de la destrucción de la fortaleza, y el completo dominio sobre su raza. Le aseguré entonces que su mundo sería devastado , pero que el dominio sería nuestro, sin importar que nos ofreciera. Su cara se torno extraña al tiempo que procedió a enseñarme la imagen de una tumba antigua, en la cual estaba inscrito el nombre de "DEMONIO CAROLAS". La tumba de Carolas!! El demonio que había instruido a mi propio tutor, E´dar, yacía en aquel patético mundo.

El destino había decidido postrarse ante mí con aquel recuerdo, aquella enseñanza de mi maestro E´dar en la cual me decía que la tumba perdida de Carolas, contenía un inmenso y absoluto poder, suficiente para convertir, al que pudiera controlarlo, en un dios viviente.

N´atal prometio mostrarme la ubicación de aquella tumba, si prometía que usaría la manada para aniquilar a sus enemigos.

Como consecuencia, la guerra entre los dos mundos, comenzó...


Capitulo IV.

Tomamos las tierras de los humanos. Mi asesinato personal, Cristotel ejecuto al rey de la Fortaleza, Rey Lan y retornó su corazón a mí. Aunque la manada había dominado la Fortaleza y a los patéticos gusanos que fallaron en defenderla, mis propios planes estaban apenas empezando.

Un pequeño grupo de humanos fue en busca de venganza, a la torre de N´atal, su sed de venganza fue tan terrible y demente, que terminó en un feroz combate contra N´atal. Mientras su cuerpo era convertido en picadillo por las feroces espadas de los humanos, N´atal empezó a transmitir su dolor telepáticamente a través del plano astral, el cual llegó hasta mí a pesar de mi formidable defensa. Trate entonces de escudriñar la mente de N´atal en busca de la localización de la tumba del Demonio Carolas, pero antes de que pudiera extraer de él la información, N´atal murió. Debido a que estaba en su mente en e momento de su muerte, sufrí un colapso físico y caí en un estado catatónico.

Por semanas dormí como si hubiera muerto, celosamente resguardado por los guerreros del Círculo. Cuando finalmente desperté, y me enteré que el balance universal se había puesto en funcionamiento, Manonegra había sido asesinado, debido a que mi magia y mi ayuda No habían estado presentes. Dooman, líder del Clan de los Dooms , fue el encargado de su ataque, justificando el asesinato debido a la incompetencia del Destructor como jefe de guerra.
Pareció entonces que la rueda del destino había tomado otro rumbo. Dooman había capturado a una de mis sirvientas, y luego de torturarla por varios días, la obligó a revelarle la existencia y localización del Séptimo Círculo de las Sombras.

Sospechando que el Círculo sería una amenaza para mantener el control de la manada, Dooman organizo un ataque sorpresa, la batalla duro hasta el amanecer, los guerreros del círculo lucharon incansablemente con todas sus fuerzas, y toda la magia que yo le había enseñado. Pero Dooman fue más poderoso y su ejercito era casi Diez veces el nuestro. Nuestros hombres perecieron y los jóvenes hechiceros, los Necronómicos, fueron juzgados como traidores a la manada y ejecutados públicamente como señal de escarmiento.

Fui llevado prisionero he interrogado sobre mi relación con el Séptimo Círculo, debido a mi batalla entre la vida y la muerte, me encontraba muy débil para oponer resistencia, no me encontraba en posición de amenazar o hacerle daño al nuevo Jefe de Guerra. Pero yo No seria derrotado tan fácilmente....

Con la muerte de los Necronómicos, le recordé que era el último hechicero que quedaba en la manada. Dooman decidió entonces que tal vez podría serle útil a sus propósitos, y que debido a su divina gracia, estaba de acuerdo en dejarme vivir.- Silenciosamente prometí que se llevaría esas palabras a su tumba...

Aunque las sospechas sobre mí, nunca fueron totalmente aclaradas. Triunfé en convencer a Dooman que los hijos de Manonegra planeaban una revuelta en contra suya. Aunque esa afirmación era falsa, Dooman organizó una serie de batallas para probar la lealtad de algunos guerreros. Le prometí que crearía un grupo con estos guerreros, los cuales serían completamente leales a él. Aunque Dooman no tenia una entera confianza en mi accedió, y de esa manera me fue posible empezar a crear una nueva Legión.

Aún con la ayuda de mis nuevos Necronómicos, fallé en volver a controlar los muertos. Fracasos y debilidades era lo único que estos llamados "Guerreros" podían ofrecerme, luego me di cuenta que aunque sus espíritus lo deseaban, era su carne la que era demasiado débil. Entonces me di a la tarea de crear un altar secreto, en el cual sacrifique cada uno de los Necronómicos, para volverlos a la vida en mi esfuerzo final por crear un ejercito de sirvientes inmortales.

Usando los pocos recursos que todavía controlaba dentro de la manada, recobre algunos cuerpos de los mejores guerreros humanos, que habían sido aniquilados en las batallas más feroces y tenaces. Dentro de estas formas humanas, y por ende decadentes, plasmé la esencia del Séptimo Círculo de las Sombras, utilice estos cuerpos para volver a la vida a los Necronómicos sacrificados. De esta manera pude crear a Los Guerreros de la Muerte.

Dooman estaba satisfecho con los Guerreros. Aunque el espíritu de los guerreros era leal a mí , fingían lealtad a Dooman. Dooman estaba satisfecho por mi labor, y me dejo en libertar para tratar mis propios asuntos.

Seré paciente, y seguiré pretendiendo ser un leal sirviente del jefe de guerra, hasta que llegue la hora de demostrarle a ese, quién es más poderoso. Mi deseo por encontrar la Tumba del Demonio Carolas prevalece. He estado fomentando la lealtad de los Guerreros de la Muerte para apoyarme cuando llegue el momento de la venganza, la hora de pagar los crímenes hacia mí...

Ese día no está muy lejano - y Dooman no sabe el terror que le espera...

Soy HellSpawn Wizard...
soy la oscuridad encarnada,
y jamás podré ser negado.

 

 


 
Frase Magic celebre del momento


Una página web Colombiana,
con talento Colombiano.

Magic: Más que un juego, un
legado de acciones
inteligentes para futuras
generaciones

COPYRIGHT NOTICE
The materials available
through this website are
the property of Wizards
of the Coast, Inc. or its
subsidiaries (collectively
"Wizards") or of its
licensors, licensees, or
affiliated companies.

These materials are
protected by copyright,
trademark, and other
intellectual property laws.

  This page is not
endorsed by Wizard
of the Coast, Inc

 

 

 
 
 

Condiciones de uso | Reglamento de privacidad  | Política de devoluciones
Webmaster HellSpawn Wizard (Mario Contreras)